El Himno a Polanco

No hay pueblo como el mío, como mi barrio,
ni fiestas más bonitas que hay en Polanco.
Olé, olé, olé, olá, olé
Olé, olé, ramuco de laurel.

Es Polanco hermosa muestra
de mi tierra de Cantabria,
que reúne las bellezas
de toda nuestra Montaña.

Lo rodean prados verdes,
costa y montes lo limitan,
el mar le ofrece sus aires
y le saluda la Ría.

Requejada, Barrio Obrero, Posadillo, Mar y Soña
y el pueblo de Rumoroso
son las perlas que le honran.

Cumbrales se hizo famoso
al nacer en él Pereda,
al que le dio nuevo nombre
lo mismo que a Rinconeda.

Desde nuestros corazones
tierra de bendito suelo
hoy tus hijos te cantamos
Polanco, viva mi pueblo.

 

LETRA
María Cruz Pereda Torres-Quevedo

MÚSICA
Federico Ceballos Horna

El himno a Polanco fue aprobado por el Pleno de la Corporación municipal en sesión extraordinaria del 27 de mayo de 1994.